a
Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error sit voluptatem accusantium doloremque laudanti.
a
Follow me on instagram
Sorry, no posts matched your criteria.

Search
TOP
Potencia sobre páginas blancas – CUCO° – Cambio Educativo
14157
page-template,page-template-blog-standard,page-template-blog-standard-php,page,page-id-14157,eltd-core-1.1.1,awake-ver-1.1,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,eltd-mimic-ajax,eltd-grid-1200,eltd-blog-installed,eltd-default-style,eltd-fade-push-text-top,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,eltd-,eltd-fullscreen-search eltd-search-fade,eltd-side-menu-slide-from-right,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 

Potencia sobre páginas blancas

CUCO° - Cambio Educativo / Potencia sobre páginas blancas

Un día pensé en hacer un libro sobre mis poesías, pero …

Mientras tanto, aquí en estas páginas comparto lo que iría en la introducción de mi libro, je, je, je y algunas poesías… que están en esta sección…

Introducción.

Cuando hago una retrospectiva de mi persona, me visualizo sentada con un cuaderno y una pluma, escribiendo lo que sucedía en mi vida. Hace poco me encontré con varios cuadernos, ya de hojas amarillas, que contienen muchas letras… letras que “cuentan algunos momentos de mi vida” … era yo una adolescente de 14-15 años cuando empecé a escribir” y casi siempre me dirigía a Él, a Dios, a Jesús, El Señor.

Casi cualquier cosa que experimentaba durante esos años, me llevaba a “sentarme y plasmar” en el papel mis sentimientos y pensamientos con la misma sencillez con que ocurrían. No escribía para que alguien lo leyera, más bien escribía como esa necesidad percibida desde pequeña en mi corazón de “encontrarme con Él” en la cotidianidad de mi vida.

Conforme fui creciendo, el “cuaderno y la pluma” fueron formando parte de mi ser… casi todas las noches, mi mano se deslizaba por las páginas blancas y éstas quedaban “pintadas” de experiencias vividas a lo largo del día… e invariablemente aparecía esta frase: “Señor… fíjate que hoy…”

Así fueron transcurriendo los días de mi adolescencia y juventud y cuando andaba en el par de años previos a los 40, me encontré un acompañante espiritual: Rafa Vera, M.Sp.S. quien me dijo: “sigue escribiendo, escribe todo lo que vivas… habrá fecundidad” y así, seguí escribiendo como hasta ese momento lo hacía, pero algunos de mis escritos fueron tomando un “tinte más contemplativo” a raíz del acompañamiento espiritual, la “mirada la ponía más en Jesús y los tesoros celestiales”. En medio de todas esas líneas, se fue haciendo común escribir algunos poemas. Y son precisamente estos versos, los que quiero compartir contigo. Me parece que ninguno de ellos cumple con las reglas de la métrica y la poesía, más bien cumplen las directrices que mi corazón “me dictaba”, cuando en momentos de silencio y soledad – anhelada y buscada –  mis manos conectadas a él, modelaban las palabras en poemas.

Los poemas varían en su temática, pero el fondo de cada uno de ellos pretende mostrar como tal o cual acontecimiento en mi vida, “me conduce a Él” o “al rostro de alguien más” que al fin y al cabo es “parte de su Rostro” … Quiero compartirlos contigo, te sirvan para meditar o posiblemente para que también te encuentres con Él.